Via V.Buzzi, 13 20017 Rho (MI) – Tel: +39 026439242 – Email: moroni@ultrasuoni.it

Buscar
Close this search box.

Generadores de Ultrasonido Moroni desde 1963

Generadores de ultrasonido Moroni

Lo más moderno y actual que se ha creado en este sector. Son el resultado de una continua evolución en más de 50 años de actividad.

Moroni Ultrasuoni construye equipos de lavado por ultrasonidos desde el 1963.

Ha adoptado todas las tecnologías del sector: de los generadores giratorios a los que tienen SCR o los actuales generadores con IGBT, de los transductores magnetostrictivos a los últimos piezoeléctricos con elementos PZT, que utilizan materiales cerámicos sinterizados en titanato y zirconato de plomo y de bario.

Conceptos fundamentales - Principios de funcionamiento

note tecniche lavaggio ad ultrasuoni

En el transcurso de 50 años de actuación en el sector, hemos experimentado muchos usos de nuestros equipos de ultrasonido diferentes al lavado, hablamos de dos en particular que se aplican con más frecuencia:

DESGASIFICACIÓN con transductores ultrasónicos

Un interesante campo de aplicación de los transductores ultrasónicos es la disolución de gases en líquidos (agua o disolventes).

La solubilidad de los gases en los líquidos está determinada por la ley de Henry, según la cual la cantidad de gas disuelto en un líquido es proporcional a su presión parcial. Por lo tanto, la reducción de la presión provocada por la acción de los generadores y transductores de ultrasonidos implica una disminución de la solubilidad del gas, por lo que estos se liberan en la superficie de la cuba.

Acción de los transductores ultrasónicos en la industria alimentaria - SONICATION

Una nueva tendencia se está extendiendo en la industria alimentaria: la de reducir el uso de tratamientos térmicos para conservar todas las características nutricionales y organolépticas de los productos alimenticios

La conservación de los alimentos se basa en métodos y técnicas que tienen como objetivo decelerar o bloquear el proceso natural de alteración, manteniendo bajo control o destruyendo completamente la carga microbiana.

Con modos de acción diversos, las técnicas de conservación de los alimentos tienen el objetivo común de crear un ambiente desfavorable a la vida, al desarrollo y a la actividad de los microorganismos.

Entre estas técnicas innovadoras se incluye la sonicación, que tiene como principio la utilización de los generadores y transductores por ultrasonidos.