Via V.Buzzi, 13 20017 Rho (MI) – Tel: +39 026439242 – Email: moroni@ultrasuoni.it

Buscar
Close this search box.

Lavado de Tarjetas Electrónicas con Ultrasonidos

Lavado de Circuitos Impresos, Componentes electrónicos, Fibras ópticas y Mandos

La tecnología utilizada por Moroni en los últimos años ha demostrado tener una aplicación preciosa para el sector electrónico con el lavado de tarjetas electrónicas con ultrasonidos. El proceso se produce mediante diversos tipos de lavadoras por ultrasonidos: de las cubas más sencillas de pocos litros hasta complejos equipos automáticos.

Este tipo de lavado puede utilizarse tanto en la fase de producción como en la de mantenimiento, asegurando un grado de limpieza absoluto. Esto sucede porque los ultrasonidos pueden alcanzar incluso los puntos más inaccesibles. En algunos casos, como en la recuperación de aparatos eléctricos que se han caído al agua, un lavado con ultrasonidos en alcohol isopropílico asegura resultados casi milagrosos.

Los lavados por ultrasonidos de aparatos eléctricos y componentes satelitales se realizan en sala blanca y siempre con personal vestido de manera adecuada.

En especial, entre los aparatos electrónicos y eléctricos que se pueden lavar con la técnica de ultrasonidos se incluyen:

La acción mecánica de los ultrasonidos debe modularse en función de la delicadeza de la pieza que tratar, variando la potencia distribuida por el generador de ultrasonidos. Para una mejor adaptación a la consistencia de las piezas, se aconseja variar también la frecuencia (sweep mode). En el caso del lavado de aparatos y tarjetas electrónicas, después de la soldadura por onda, las piezas se introducen en agua y se tratan con ultrasonidos manteniendo intactos los valores dieléctricos de aislamiento. En los casos extremos, como por ejemplo el lavado de obleas de silicio en la producción de los circuitos integrados donde el tratamiento se realiza en sala blanca (white room), los ultrasonidos tienen una función casi insustituible. En estos casos, el personal encargado del lavado lleva unos monos especiales para el aislamiento absoluto.